Este sistema permite la administración de los elementos propios de nómina, mediante el registro y control de las operaciones por concepto de liquidaciones de nómina, novedades, deducciones, prestaciones legales (provisiones), retención en la fuente por los diferentes procedimientos, deducciones Ley 100, autoliquidaciones, aportes parafiscales, control de licencias e incapacidades, embargos, control de anticipo a las cesantías, prestaciones extralegales, liquidación de bonos pensiónales y liquidaciones definitivas para el personal vinculado a la entidad, esto con procesos de afectación automáticos en los sistemas presupuestal, contable y de tesorería.